Las gemelas renacidas

Para muchos la existencia del más allá es un afán producido por el miedo a morir. De hecho, muchos piensan que la muerte significa el fin de la existencia por completo. Sin embargo, otras personas son fieles creyentes de que existe un más allá y pasamos a otro plano. Este relato es una muestra aterradora de que cosas espeluznantes pueden suceder. Las gemelas que volvieron a este mundo tras cometer un terrible error.

gemelas renacidas

Una vida normal

La historia comienza con una familia feliz que vivía en un pueblo al lado de una gran y recurrida carretera. Una mujer, madre de dos hermosas niñas gemelas que representaban todo para ella. De hecho, se esforzaba por mantenerlas en todos los aspectos por su cuenta. Las niñas, por supuesto, no podían acercarse a la carretera, pero un buen día eso cambio. La desgracia tocó a la puerta con fuerza para cambiarlo todo.

Una travesura desafortunada

Para ir a la escuela, las niñas en compañía de su madre cruzaban todos los días la peligrosa carretera. Estaba complemente prohibido para ellas separarse de su madre o intentar cruzar por sí mismas. Sin embargo, una atareada mañana de camino a la escuela la madre recibe una urgente llamada. Ante tal hecho, descuida por un segundo a las pequeñas, quienes cruzaron solas. Se escuchó un estruendo y al mirar estaban muertas en el camino.

Lo que había sucedido es que un camión de gran tamaño no había visto a las pequeñas niñas. Quienes, creyendo en su velocidad, pensaron cruzar de una carrera. Para ese momento, el conductor no podía hacer nada, ya les había arrebatado la vida.

Un nuevo comienzo

La madre al pasar del tiempo encontró un nuevo amor que la ayudo a superar la tristeza. Tuvo la dicha de traer al mundo otra vez gemelas, quienes al crecer se parecían mucho a sus hermanas. Este hecho hacia rondar en la mente de la madre el accidente, pero las protegía con locura. Una mañana iban a cruzar la temible carretera cuando la madre las detiene diciendo no intenten cruzar por nada del mundo.

Finalmente, la respuesta de las niñas dejó a la madre sin aliento, con voz serena y tranquila desataron el terror. Sus palabras fueron “Tranquila madre, no pensábamos cruzar, ya lo hicimos una vez y terminamos muertas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *