La muerte llama

Esta es una leyenda que le ocurrió a un chico llamado Jason. Después de leer lo que pasó no nos quedarán ganas de contestar el teléfono cuando suene el teléfono por miedo a lo que pueda ocurrir después.

La muerte llama

El comienzo de la pesadilla

La historia ocurrió en 1985 y Jason Findley solo tenía 17 años cuando murió. La razón de su muerte aún se desconoce pero todo comenzó cuando recibió una llamada telefónica y contestó.

Se dice que cuando encontraron a Jason tenía el teléfono en el oído como si hubiese muerto al instante después de contestar la llamada que le llegó. Los forenses alegaron al comienzo que pudo haber muerto por asesinato pero Jason no tenía ninguna herida.

¿Qué ocurrió?

Los médicos forenses luego testificaron que Jason Findley de 17 años fue alcanzado por un rayo que lo mató al instante, ya que esa misma noche estaba cayendo una tormenta eléctrica. Se dice que en Estados Unidos casi 100 personas murieron por la misma causa que Jason.

Algo similar ocurrió después

Otra historia bastante similar ocurrió en Panamá. Sonia se encontraba allí pasando unas vacaciones cuando conversaba por teléfono con su novio. Acto seguido, la llamada se dificultó por un sonido fuertísimo que hizo que Paula soltará el teléfono.

Paula muchas veces sentía que la llamaban pero no encontraba nada así que creía que se estaba volviendo loca. Posteriormente comenzó a ver cosas pero solo ella lo hacía.

Un día, Paula se cansó y se encerró en el baño. La mamá se cansó de llamar a la puerta pero nadie contestaba. Cuando abrió, se encontró con su hija muerta en la ducha lo que le causó una gran impresión.

Creo que después de estas leyendas tendremos más cuidado para contestar llamadas y para comentar las cosas que nos pasan. Si sientes que alguien te llama ¡cuidado! Puede ser la muerte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *