La leyenda del niño de la pelota

Se cuenta que en un hospital de la cuidad de Caracas, niños que se encuentran internados, dicen tener contacto y conversaciones con un niño de 10 años de edad, vestido con una pijama de rayas y una pelota grande de plástico.

Niño con pelota

Mi amigo Santiago

Luis un niño que se encuentra hospitalizado en dicho hospital, le cuenta a su mamá que otro niño de su misma edad, pasa todas las noches por su habitación y dice llamarse Santiago. El niño se sienta en el piso mientras le cuenta a Luis de una enfermedad letal que invade su cuerpo y a su vez juega con su pelota rebotándola en el piso.

Una pelota, un adiós

La mamá de Luis intrigada de ese tal Santiago que tanto habla su hijo y dice visitarlo siempre, decide preguntarle a una de las enfermeras acerca del muchacho. Para su sorpresa, la enfermera le cuenta que Santiago era un niño muy bello y súper carismático que hace unos meses había perdido la batalla contra el Cáncer y su último deseo era tener una pelota grande de muchos colores. Su familia cumplió su deseo y unas horas después perdió la lucha contra la enfermedad.

Un motivo para seguir

Santiago suele aparecérsele a niños que sufren de la misma enfermedad que acabo con su vida, con el fin de darles esperanzas para seguir viviendo. Esto se logró saber ya que, enfermeras han hecho una especie de encuesta a cada uno de los niños que han tenido un encuentro cercano con Santiago.

Hoy en día Santiago más que ser un espíritu que tuvo su muerte en dicho hospital y recorre los pasillos del mismo, se ha convertido en un ícono importante por las conversaciones esperanzadoras que ha tenido con todos los niños a los que se les ha aparecido y se le recuerda con mucho respeto y cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *