Fenómenos extraños en el subterráneo de la línea A

Esta leyenda tiene su origen en Argentina, donde la línea de subterráneos tiene muchos años de construida. Además, se han dado una serie de acontecimientos extraños en el interior de este medio de transporte. Por supuesto, esto ha dado lugar a gran cantidad de leyendas y mitos. Uno de ellos es la aparición de seres extraños y sucesos escalofriantes en el subterráneo de la línea A.

fenomenos extraños subterraneo

Donde ocurren los hechos

La línea A es una de las más antiguas en el sistema de trenes subterráneos de Argentina. Existe la creencia de que específicamente en el punto de conexión de dos estaciones ocurren los eventos extraños. Dichas estaciones son Alberdi y Pasco, en el punto donde estas se interconectan. Usualmente, ocurren fallas eléctricas momentáneas e incluso momentos de total oscuridad al atravesarlas.

Avistamiento de seres extraños

En este sentido, en el momento en que los pasajeros pasan por esta pequeña conexión se ven seres extraños. Algunos relatan que a través de las ventanas del tren se pueden ver seres de luz intensa. Otros, afirman que han visto personas de vestimenta antigua pasar muy rápidamente. Por supuesto, esto se acompaña de fallas eléctricas de las bombillas internas e incluso detenimiento del tren.

La leyenda detrás de estos fenómenos

La creencia popular por la cual se piensa que ocurren estos fenómenos es por espíritus que penan. Debido a que durante la construcción de este segmento de la estación ocurrieron varios accidentes. Siendo el más significativo la trágica muerte de dos obreros tras caer accidentalmente una viga de carga.

Finalmente, a raíz de esto, se detuvo por un tiempo la obra y posteriormente fue terminada. La explicación paranormal de estos fenómenos es que dichas almas se encuentran penando en el lugar. Esperando encontrar su camino hacia el descanso eterno clamando atención de la población. Por supuesto, estos fenómenos causan mucho miedo a los usuarios del tren, quienes evitan emplear esta línea en horas nocturnas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *