En una noche de Halloween el esqueleto vive

Un niño llamado Timy cumplía años el mismo día que se festejaba el  día de halloween, este pequeño niño tuvo una fantástica idea y decidió hacer una fiesta de cumpleaños en su casa donde todos los invitados irían vestidos de halloween.

Timy  le comento a Frank otro de sus compañeros de clase que él quería hacer una broma para todos los invitados, así que Frank le comento “Te recomiendo poner un esqueleto en el baño así cuando los invitados entren se llevaran una gran sorpresa”. Pocos días después los dos pequeños decidieron ir a una tienda de disfraces, la persona que atendía ese sitio tenía una apariencia que tan solo verlo producía una sensación gélida en todo el cuerpo, Timy le comento a ese vendedor que él quería conseguir un esqueleto que se asemejara a uno real  y le conto parte de su plan macabro, este vendedor le dijo que tenía un esqueleto y que podía utilizarlo pero nada más como un préstamo, cuando terminara el día de halloween lo regresara a esa tienda.

calavera halloween

El pequeño y su amigo se llevaron el esqueleto en una bolsa, en el camino Frank le comento a Timy que esa bolsa era demasiado pesada, pareciera que estaban cargando rocas, estos dos chicos comenzaron a hacer los preparativos para la fiesta, empezaron a adornar la casa de Timy  con muchas calabazas, telarañas, pusieron unas cortinas oscuras para que la casa tuviera un aspecto más terrorífico. Timy decidió vestir a ese esqueleto con una manta negra como si de la muerte se tratara, la puso atrás de la mampara del baño.

A las 8 de la noche los invitados comenzaron a llegar y el pequeño timy decidió pedirle a sus padres que se fueron unas horas para no incomodar a sus amigos, la fiesta seguía su curso de manera normal y a pesar de ser un cumpleaños con disfraces el ambiente era al que se vive el día de halloween, los niños bailando, contando sus historias  y comiendo dulces,  el baño donde habían puesto aquel esqueleto estaba en la parte de arriba a mano derecha, los invitados poco a poco empezaron a sentir ganas de ir al baño y en el camino se llevaban un buen susto al ver a ese esqueleto atrás de la mampara del baño. Todos los chicos que iban al baño al bajar comentaban su experiencia y el susto que se habían llevado, felicitando a Timy por aquella broma.

Pocas horas después Timy tuvo la necesidad de ir al baño y al llegar se llevo una sorpresa, se dio cuenta que el esqueleto no estaba donde el lo había colocado, asi que lo primero que pensó fue que otro de sus compañeros lo había movido de lugar para jugarle una broma, el pequeño timy entro al cuarto de sus padres y no encontró absolutamente ningún rastro de ese esqueleto, poco después busco en el cuarto de su hermana y también no tuvo ningún éxito, hasta que llego a su propio cuarto tuvo una extraña sensación, al entrar vio como estaba todo su cuarto desordenado, empezó a ver en toda la habitación y al asomarse en su ropero se dio cuenta que no había nada, el niño cada vez se sentía más temeroso, así que decidió asomarse debajo de la cama y cada paso que daba para ver se volvía un terror más intenso, el pequeño Timy se armo de valor y decidió ver debajo de  su cama, de pronto se había dado cuenta que el esqueleto estaba en la parte de debajo de su cama, entonces decidió tomarlo de la mano y de pronto sintió como algo lo jalaba, cuando se dio cuenta de esto trato de soltarse, en ese momento escucho un grito con una voz demoniaca que le decía “ no te asuste pequeño timy yo también quiero hacerte una broma”, en ese momento el niño intento salir de su cuarto y al bajar le comento lo sucedido a sus amigos, todos empezaron a burlarse de él, porque pensaron que se trataba de otra de sus bromas, entonces le comento lo sucedido a Frank y este le dijo que iría al segundo piso para ver el esqueleto, al llegar empezó a buscar debajo de la cama donde le había contado que estaba Timy y no encontró nada y decidió ir al baño, al abrir la puerta encontró el esqueleto tal y como lo habían dejado, entonces bajo a decirle a Timy que no era muy buena broma lo que había dicho, poco después todos empezaron a dejar la casa y al llegar los padres de Timy le preguntaron “ como te ha ido hijo” este les respondió lo sucedido con aquel esqueleto, el padre decidió guardar los huesos en una bolsa y al día siguiente Timy y su padre fueron a la tienda donde le habían prestado ese esqueleto, al llegar el encargado de la tienda se sorprendió y le dijo a Timy que en esa tienda no había ninguna persona con las características que había dicho, entonces el despachador le comento que esos huesos eran de humano y que cada halloween aparece un fantasma que se encarga de dar esa bolsa con los huesos del mismo, entonces esta persona  le dijo  a Timy que llevara esa bolsa a donde pertenece en un cercano cementerio en la ciudad.

Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *